Download E-books La copa dorada PDF

By Henry James

Adam Verver, un rico viudo norteamericano retirado de los negocios, recorre Europa con su hija Maggie comprando y coleccionando antigüedades. Cuando Maggie conoce y se enamora de Americo, un príncipe romano rico en apostura y linaje, mas no en fortuna, su padre se lo «compra» como le ha comprado todo cuanto le ha gustado en los angeles vida, al tiempo que él mismo adquiere, para sus segundas nupcias, una atractiva, y también pobre, muchacha norteamericana, Charlotte Stant. Charlotte es amiga de Maggie y es también amiga del Príncipe: su amistad con éste se remonta a un tiempo en que los angeles pobreza parecía condenarlos a no unirse jamás. Ahora vuelven a encontrarse en el lujo y en l. a. holgura, pero si las antiguas trabas han desaparecido es sólo gracias a aquellos con quienes se han casado...

Un espléndido juego de variaciones sobre las posibilidades de este singular ménage á quatre constituye y articula l. a. que hubo de ser los angeles última novela completa de Henry James, «un drama maravillosamente luminoso», en palabras de Gore Vidal, en el que el conocimiento es «tanto fascinación como temor». Pero l. a. copa dorada (1904), por su nuevo rigor narrativo y su nueva representación de l. a. conciencia del narrador y de los personajes, es además, como señala Alejandro Gándara en el prólogo de esta edición, «una llave: los angeles llave con que los angeles narrativa del siglo XIX abrió los angeles puerta de nuestra y sensibilidad reciente, de nuestra cultura de los angeles narración, de nuestras convenciones acerca de lo que es una novela».

Show description

Read or Download La copa dorada PDF

Similar American Literature books

Bellefleur

A prosperous and infamous extended family, the Bellefleurs reside in a sector now not not like the Adirondacks, in a major mansion at the seashores of mythic Lake Noir. They personal colossal lands and ecocnomic companies, they hire their associates, they usually impact the govt. A prolific and whimsical workforce, they comprise numerous millionaires, a mass assassin, a religious seeker who climbs into the mountains searching for God, a filthy rich noctambulist who dies of a fowl scratch.

You Bright and Risen Angels (Contemporary American Fiction)

Within the jungles of South the United States, at the ice fields of Alaska, the plains of the Midwest, and the streets of San Francisco, a fearsome conflict rages. The bugs are vying for international domination; the inventors of electrical energy stand in evil competition. trojan horse , a tender guy, rebels opposed to his personal style and joins forces with the bugs.

The Log from the Sea of Cortez (Penguin Classics)

Within the years after the 1939 booklet of Steinbeck’s masterful The Grapes of Wrath, Steinbeck and his novel more and more turned the guts of severe controversy and censorship. looking for a respite from the nationwide level, Steinbeck and his shut buddy, biologist Ed Ricketts, launched into a month lengthy marine specimen-collecting day trip within the Gulf of California, which led to their collaboration at the Sea of Cortez.

Early American Drama (Penguin Classics)

This detailed quantity comprises 8 early dramas that reflect American literary, social, and cultural background: Royall Tylers The Contrast (1789); William Dunlap'sAndre (1798); James Nelson Barker's The Indian Princess (1808); Robert Montgomery Bird's The Gladiator (1831); William Henry Smith's The Drunkard(1844); Anna Cora Mowatt's Fashion (1845); George Aiken's Uncle Tom's Cabin(1852); and Dion Boucicault's The Octoroon (1859).

Extra info for La copa dorada

Show sample text content

Parecía que los angeles señora Rance estimara que dar tal paseo period una especie de subterfugio, una demostración de falta de lealtad. Pero �qué pretendía los angeles señora Rance? , �qué deseaba que fuera el señor, además de lo que ya había demostrado ser, o sea, un anfitrión paciente y pundonoroso, habida cuenta de que ella había llegado en calidad de extraña y de ningún modo como character invitada expresamente? Aun­que, quizá por esto, pesaba más en l. a. conciencia de su anfitrión los angeles susceptibilidad de los angeles señora Rance. Las señoritas Lutche estaban allí en calidad de antiguas amigas de Maggie, pero los angeles señora Rance estaba allí o, por lo menos originariamente, en calidad de amiga de las señoritas Lutche. Esta señora no period del Medio Oeste, como ella decía no sin insistencia, sino de Nueva Jersey, Rhode Island o Delaware, de uno de los estados más pequeños y más íntimos; el señor Verver no recordaba cuál, a pesar de que también esto lo repetía dicha señora. En justicia debemos decir que no period propio de una character como el señor Verver llegar a preguntarse si el grupo que en los angeles próxima ocasión se congregara en su casa sería reclutado por algún amigo o amiga de l. a. señora Rance, y así sucedía, que el señor Verver había podido advertir muy a las claras que l. a. señora Rance prefería que las señoritas Lutche salieran de casa a que se quedaran para ampliar el real círculo de conversación, y porque, asimismo, y con carácter más esencial, l. a. vinculación del señor Verver con tan irónica cuestión, considerada en basic, radicaba sobre todo no tanto en su own interés, cuanto en el hábito de facilitar l. a. vida a los demás. El señor Verver sabía mantener una separación entre sus incomodidades y sus resentimientos de una manera que en él period normal, aunque en realidad los angeles suma de éstos había sido siempre de mayor cuantía; ello se debía, hasta cierto punto, a l. a. escasez de las primeras. El señor Verver habría reconocido fácilmente, después del debido análisis, que su mayor incomodidad radicaba en que se diera por supuesto que, debido a que tenía dinero, también tenía poder. Sin duda alguna, esta atribución de poder ejercía en él una fuerte presión, proyectada desde todos los puntos. Todos tenían necesidad del poder de uno, en tanto que las necesidades de uno, en el mejor de los casos, no parecían más que una triquiñuela para no compartir el poder. El efecto de una reserva tan uncomplicated y mezquinamente defensiva bastaría, en los angeles mayoría de los casos, para desacreditar l. a. causa. En consecuencia, a pesar de que ser perpetuamente considerado como agente de infinito poder complicaba l. a. vida, tal desdicha no period los angeles más grave de las que un hombre valeroso podía quejarse. Además, las quejas eran un lujo, y el señor Verver temía que le acusaran de codicia. l. a. otra acusación, los angeles constante acusación de ser hombre capaz de �hacer cosas», carecería de base si él no hubiera sido, desde un principio –y ahí estaba el quid de los angeles cuestión–, amante de los lujos. Sus labios estaban cerrados y, además, por un resorte conectado con el movimiento de los ojos.

Rated 4.77 of 5 – based on 46 votes