Download E-books Cuentos Completos (PENGUIN CLÁSICOS) PDF

Los mejores libros jamás escritos.

«En un texto se puede encontrar cualquier cosa si uno se coloca entre él y el espejo de su propia imaginación.»

Mark Twain afiló su narrativa y cimentó su éxito en el género del cuento. Sus relatos se caracterizan por unas tramas ingeniosas, una inventiva inagotable, unos personajes inolvidables, un genial sentido del humor y por su excepcional uso del lenguaje, que revela un vívido retrato de los angeles sociedad de su tiempo. Genio y figura, el propio Twain defendía así sus relatos: «Me gusta una buena historia bien contada. Por esa misma razón, a veces me veo obligado a contarlas yo mismo.»

Esta edición es l. a. más completa de l. a. narrativa breve de Twain. los angeles componen todas sus piezas cortas, sesenta textos magníficamente traducidos. Asimismo presenta una excelente y esclarecedora introducción de Charles Neider, reconocido como uno de los mejores especialistas en los angeles vida y l. a. obra de este coloso de las letras.

ENGLISH DESCRIPTION

The most sensible books ever written. “You can locate in a textual content no matter what you deliver, for those who will stand among it and the replicate of your imagination.” Mark Twain sharpened his narrative abilities and laid the basis for his good fortune within the brief tale genre.

His stories are characterised by way of inventive plots, unending inventiveness, unforgettable characters, a shrewdpermanent humorousness, and his extraordinary use of language, which finds a bright portrait of the society of his time. As Twain defended his storytelling: “I like a great tale good instructed. that's the reason i'm occasionally pressured to inform them myself.”

Show description

Read or Download Cuentos Completos (PENGUIN CLÁSICOS) PDF

Best American Literature books

Bellefleur

A filthy rich and infamous extended family, the Bellefleurs stay in a sector no longer not like the Adirondacks, in an immense mansion at the seashores of mythic Lake Noir. They personal massive lands and ecocnomic companies, they hire their buddies, and so they impact the govt. A prolific and whimsical staff, they comprise a number of millionaires, a mass assassin, a religious seeker who climbs into the mountains trying to find God, a prosperous noctambulist who dies of a bird scratch.

You Bright and Risen Angels (Contemporary American Fiction)

Within the jungles of South the US, at the ice fields of Alaska, the plains of the Midwest, and the streets of San Francisco, a fearsome conflict rages. The bugs are vying for international domination; the inventors of electrical energy stand in evil competition. computer virus , a tender guy, rebels opposed to his personal sort and joins forces with the bugs.

The Log from the Sea of Cortez (Penguin Classics)

Within the years after the 1939 book of Steinbeck’s masterful The Grapes of Wrath, Steinbeck and his novel more and more turned the guts of extreme controversy and censorship. looking for a respite from the nationwide degree, Steinbeck and his shut good friend, biologist Ed Ricketts, launched into a month lengthy marine specimen-collecting day trip within the Gulf of California, which ended in their collaboration at the Sea of Cortez.

Early American Drama (Penguin Classics)

This distinctive quantity contains 8 early dramas that replicate American literary, social, and cultural background: Royall Tylers The Contrast (1789); William Dunlap'sAndre (1798); James Nelson Barker's The Indian Princess (1808); Robert Montgomery Bird's The Gladiator (1831); William Henry Smith's The Drunkard(1844); Anna Cora Mowatt's Fashion (1845); George Aiken's Uncle Tom's Cabin(1852); and Dion Boucicault's The Octoroon (1859).

Extra info for Cuentos Completos (PENGUIN CLÁSICOS)

Show sample text content

A George Benton lo llevaron a juicio. Todo el mundo pareció olvidarse de l. a. viuda y los huérfanos ante l. a. preocupación por el pobre George. Se hizo todo lo que el dinero y las influencias podían hacer para salvarlo, pero todo fracasó: lo condenaron a muerte. De inmediato el gobernador fue asediado con peticiones para que le conmutaran l. a. pena o lo indultaran. Acudieron muchachas sollozantes, ancianas solteronas afligidas, delegaciones de viudas conmovidas, montones de patéticos huérfanos. Pero no; el gobernador, por una vez, no cedió. George Benton entró en contacto entonces con l. a. religión. l. a. gran noticia se propagó por todas partes. En adelante su celda estuvo siempre llena de muchachas, mujeres y flores frescas. Todo el día se oían oraciones, cánticos, agradecimientos, homilías y lágrimas sin una sola interrupción, salvo por algunos intermedios de cinco minutos para descansar. l. a. cosa se extendió hasta el mismísimo patíbulo, y George Benton llegó al lugar lleno de orgullo, con l. a. capucha negra, ante las lamentaciones de una audiencia que contaba con lo más gentil y bondadoso que l. a. región period capaz de producir. En su tumba hubo todos los días durante bastante tiempo flores recién cogidas, y en su lápida, debajo de una mano que señalaba hacia lo alto, rezaba esta inscripción: �Ha peleado l. a. buena batalla». l. a. lápida del valiente cajero lucía el epitafio: �Sed puros, honestos, serios, trabajadores, considerados, y nunca... ». Nadie sabe quién dio los angeles orden de dejarla de ese modo, pero así está. los angeles familia del cajero se encuentra en circunstancias precarias, según se cube, pero no importa: un montón de personas con criterio, que no estaban dispuestas a que una acción como l. a. suya, tan valerosa y honesta, quedara sin recompensa, recogieron cuarenta y dos mil dólares. Y con ellos se ha construido una iglesia en su memoria. 1880 EL HOMBRE QUE SE ALOJÓ EN EL GADSBY Cuando mi abnormal amigo Riley y yo éramos corresponsales de un periódico en Washington, en el invierno de 1867, una noche, hacia medianoche, bajábamos por Pennsylvania road en mitad de una tremenda ventisca, cuando l. a. luz de una farola cayó en un hombre que avanzaba con paso presuroso en sentido contrario. Este se detuvo al instante y exclamó: —¡Menuda suerte! Usted es el señor Riley, �verdad? Riley period los angeles character más serena, seria y reflexiva de los angeles república. Se detuvo, miró al hombre de pies a cabeza y al ultimate dijo: —Soy el señor Riley. �Acaso me estaba buscando? —Eso period exactamente lo que estaba haciendo —dijo el hombre con júbilo—, y he tenido los angeles mayor suerte del mundo al encontrarle. Mi nombre es Lykins. Soy uno de los profesores de los angeles escuela secundaria... En San Francisco. En cuanto me inputé de que el puesto de director había quedado vacante, me decidí a obtenerlo; y aquí estoy. —Sí —dijo Riley despacio—, tal como usted comenta... , señor Lykins... , aquí está. �Y lo ha obtenido? —Bueno, lo que se cube obtenerlo, todavía no; pero estoy muy cerca. He traído una petición, firmada por el superintendente de Instrucción Pública, además de por todos los profesores y otras más de doscientas personas.

Rated 4.90 of 5 – based on 17 votes